Principal    

Artículos

Musicoterapia

Pedagogía musical

Didáctica

Informática Musical

Informática educativa

Géneros y estilos

Tango

Folklore

Música infantil

Marchas patrias

Clasica

Blues

Jazz

Rock

Cancionero

Partituras

Midis y Karaokes

Tablaturas

Software

Biografías

Fotografías

Área Interactiva

Links

Libro de visitas

foro

E-Group

Chat

 

Contador De Visitas
 
El Tango y sus origenes
 
 
Introducción

El tango aparece en Buenos Aires a fines del siglo XIX, mas concretamente en lo que se conoce como en los arrabales.
Al ser un movimiento popular es muy difícil decir exactamente la fecha en que surge.
La mayoría de las investigaciones y los estudios resaltan la aparición del tango en la década del 80.
La sociedad donde nace el tango bailaba y escuchaba diferentes tipos de música habanera, polea, mazurcas y algún vals; Por los que respecta a los blancos, mientras que los negros de buenos aires del siglo XIX bailaban candombe.
Musicalmente el tango tiene orígenes en el intercambio mercantil entre los puertos de lenguas españolas de La Habana (cuba) y Buenos Aires (Argentina).
Los primeros grupos de tango tan solo cantaban con instrumentos como el violín, flautas y guitarras o incluso, en ausencia de esta el acompañamiento de un peine convertido en instrumento de viento con la mediación de un papel de fumar y un avanzado soplador que marca el ritmo.
El tango se comienza a bailar en Tugurios y Lupanares que se asocia así desde su inicio al ambiente prostibulario. Este se bailaba entre extranjeros llegados a la ciudad por medio de la inmigración, indios y gauchos venidos de interior del país y prostitutas, camareras ya que eran las únicas mujeres presentes en las academias o perigundines.
Gracias a esto, el tango se comenzó a bailar de un modo muy corporal, provocador, cercano, explicito de un modo socialmente poco aceptable. Siento ya un emergente, el tango comenzó a salir del arrabal de su cuidad y comenzó a expandirse.

Historial- Evolución del Tango

El tango es una expresión de nostalgia, de melancolía y de sensualidad. Por un lado el tango se ha convertido en la imagen popular de Buenos Aires y por otro lado existe todavía como una expresión intima de soledad, angustia y deseo. En la evolución del tango en Argentina esta reflejado el desarrollo de una identidad social y colectiva que se manifiesta hoy en día tanto como en el siglo XIX, donde se han entretejido oleadas de inmigración a la Argentina, la formación de estructuras sociales, la aprobación y aislamiento social, y el siempre presente cuestionamiento de la identidad Argentina.
Tango es un producto de hibridaje como la Argentina que viene de un proceso largo de inmigración y de influencias variadas. Uno de los mecanismos que explica la melancolía del tango es su lugar de nacimiento en Argentina, en los prostíbulos de Buenos Aires donde los inmigrantes buscaron refugio de la dureza de vida cotidiana en el cuerpo de la mujer como expresado por Ernesto Sabato. La pasión por el canto demandaba una expresión en forma de baile, los hombres que sabían bailar el tango bien podían elegir mujeres y adquirían una imagen de “machos” al no haber verdaderas academias de baile, los hombres se enseñaban el tango unos a otros.

En Europa el tango había sufrido una enorme evolución, aunque seguía siendo popular, no concordaba con las ideas tradicionales europeas referentes al baile y el estilo sufrió una transformación implacable, para luego recibir una aceptación universal. Se introdujeron pasos para que el baile se desarrollase alrededor de la pista, y el carácter seductor del tango fue sustituyéndose por un compás más rápido, duro y agresivo, de su estilo más moderno, surgió el tango internacional de competición (tango europeo).
Pero el tango es más que una identidad social, también es una expresión personal que lleva a cada persona que entra en su abrazo una experiencia distinta. En un nivel personal el tango se define por los temblores del corazón de cada uno, cada cambio de peso marca una emoción o un sentimiento que se traduce en movimiento. La experiencia de tango en Buenos Aires es incorporar una identidad nueva, a veces melancólica pero siempre bailando para hacer menos pesada la soledad.


Los Inmigrantes

A finales del siglo XIX, la guerra, el hambre, y la inseguridad económica asolaban Europa. Con escasas perspectivas y poca esperanza de vida estable, muchos jóvenes emigraron a Sudamérica. Cientos de miles desembarcaron en la nueva Capital Federal de Argentina, el puerto de Buenos Aires, junto al Río de la Plata donde debido a la inmigración reinante, concluyeron diversas culturas.
En 1869, cuando se realizo el primer censo, esta enorme tierra argentina había sólo 180'000 habitantes, población que se transformó radicalmente por la inmigración, pues que había crecida a 8'000'000 de habitantes en 1914, de los cuales 1'500'000 radicaban en la capital Buenos Aires. En 1914 los inmigrantes superaban a los argentinos nativos en una proporción de tres a uno. Cerca de la mitad de los inmigrantes eran italianos y aprox. un tercio, españoles. También la relación hombre-mujeres era totalmente desbalanzeada, puesto que casi 70% eran hombres y sólo 30% mujeres.
La Boca (antiguo puerto de Buenos Aires), donde residían los italianos, es un colorido exponente de la contribución italiana a la historia del tango. También se dice que la gente del campo, los payadores una especie de músicos ambulantes que improvisaban canciones de época acompañadas con la guitarra (las milongas) y los compadritos (los chulos de la época), que imitaban burlonamente la gesticulación que acompañaba a la música de los negros, fueron los que dieron origen al tango. El tango es un estilo musical nacido en los barrios marginales del siglo XIX. Basado en la propia experiencia de la vida, pasó de sus humildes orígenes a deslumbrar en las veladas parisienses, aunque los bares de los barrios bajos siguieron siendo su hogar para aquellos que le habían dado vida


Genealogía del Tango

Tanto el ritmo de la habanera cubana como la Contradanza española y el Candombe afro-argentino han tenido la mayor influencia en la evolución del tango, pero ninguno tanto como la Milonga, (baile-canción del folclore argentino que surgió hacia 1810), son antecedentes del tango.


La habanera

La habanera partió de Cuba, pasando luego a España; allí se le llamó "Tango Americano" para diferenciarlo del "Tango Andaluz". Llega a Buenos Aire un poco antes que el Tango Andaluz, donde se bailaba en salones de los suburbios (El Bajo), con coreografía propia.

Su auge fue hacia 1849. Los entendidos en música afirman que esta especie no generó el Tango Criollo, aunque algunos autores adjudican la paternidad del Tango a la habanera y al Candombe. Paradójicamente se trata de autores sin conocimientos musicales. Desde luego que hubo habaneras convertidas a tango, pero los ejemplos son escasísimos, ante la gran cantidad de tangos andaluces acriollados. Un ejemplo de Habanera convertida a tango es “Dame Más” de autor anónimo el que después de varios cambios se convirtió en “Cara Sucia” apropiado en 1916 por Francisco Canaro. La habanera no participó en la gestación del tango criollo aunque éste la absorbió posteriormente.


El Candombe

En cuanto al Candombe, se trata de un género ajeno al tango, es primitivo. Sus melodías son fragmentarias; algunas compuestas sobre un único tono acompañante. En su origen era una danza dramática y religiosa que congregaba a los esclavos africanos y sus descendientes. Esta danza ritual se realizaba al aire libre o en salas religiosas y los instrumentos que la acompañaban eran Tamboriles (con un solo parche clavado al casco del tambor y percutido con palo y mano o solamente manos), Maridabas, Chocalos, Zambombas, etc.
La palabra Tango era usada para denominar tanto al baile como a los tambores y a los lugares donde llevaban a cabo sus rituales religiosos. Estos rituales como tal fueron prohibidos y duramente castigados por la población blanca montevideana a fines del siglo XIX por considerarlos un atentado a la moral pública. No obstante, la población negra asentada en conventillos de los barrios Sur y Palermo de la ciudad de Montevideo conservó sus danzas y el toque de los tambores. .
Hay milongas-candombe pero este género híbrido fue creado por Sebastián Piana en 1940, cuya estructura que incluye percusiones, evidentemente milongueras pero el auténtico Candombe es otra cosa.


La Contradanza

Este antiguo baile nacido en Cuba encuentra su origen en la "contradanse" (Haití) introducida en la isla por los franceses a finales del siglo XVIII. A principios del XIX, el baile cambia a partir de la influencia de la población negra de la Isla, donde se transforma en Contradanza. El baile está compuesto por cuatro movimientos: paseo, cadena, sostenido y cedazo. Los dos primeros son de carácter tranquilo, mientras que el sostenido y el cedazo son de un tiempo rápido. Con el tiempo la contradanza pierde su carácter colectivo para bailarse en pareja.
En la adaptación de la danza se absorbieron elementos de la tradición europea que hacen de ella un cuadro de movimientos vivos, caracterizada por el coqueteo, las modas cortesanas y los galanteos elegantes. Es un baile muy popular en el Caribe. Tiene gran acogida en los montajes de danzas típicas por su vistosidad y elegancia plástica.

Paseo: Figura lenta de la "Contradanza", donde los bailarines se alinean en dos filas, una de hombres y la otra de mujeres. El hombre situado en uno de los extremos toma a su pareja por la cintura y pasa con ella por el pasillo formado entre las dos filas. Rápidamente, la pareja se separa y se vuelven a situar al otro extremo de la fila.


La Milonga Urbana

La Milonga integra la expresión local campesina, de viejo arraigo, inicialmente cantada, aunque luego tuvo coreografía. Fue adaptada para incluirse en obras teatrales por fines de 1880.
Cuando la milonga se tornó bailable, los músicos al ya no estar sujetos a la letra, la estilizaban continuando un curso que devino en tango, como las montevideanas, “Pejerrey con Papas” y “La Estrella”. Sus antecedentes: en el Siglo XVI la Zarabanda, en el XVIII la Tirana que en Cuba se convirtió en Guajira, regresó a España, se aflamencó y convertida en Habanera arribó a Buenos Aires hacia 1830. Hacia 1870 cantada por payadores (payar, improvisación rimada de los gauchos) que las entonaban como coplas patrioteras o de esgrima verbal entre ellos. La milonga primitiva era campera, la nueva en 2x4 es más sandunguera, más movida que la de cantar en verso con aire de habanera.
La primitiva tenía a la guitarra como su instrumento y la segunda al organillo y al bandoneón. En 1883 el "Tango No 1" de Jorge Machado delata la influencia de la Milonga. Aunque hay quien afirma que es un género distinto para la gran mayoría La Milonga es el elemento más definido y contributorio del Tango Argentino. En 1890 “El Llorón” nació milonga y luego convertido a tango, hacia 1905 Francisco Canaro ya lo interpretaba y declaró alguna vez “El primer tango que aprendí a tocar de memoria fue "El Llorón" de autor anónimo. El Llorón fue partido y sus diferentes partes fueron usadas en diferentes tangos de Juan Maglio, Radrizzani, Arolas & Firpo, Mendizábal, Gobbi, Villoldo, Larralde, Latasa, etc.

La Milonga lenta y campera con guitarra o pícara, rápida y arrabalera con bandoneón y viola es vital, evoca marcialidad, gallardía en los hombres que la bailan, "al piso", con movimientos de cadera a diferencia del Tango en que mas bien usan el quiebre de cintura pero manteniendo el centro de gravedad al mismo nivel. ¡Bailar Milonga y sonreír abate el miedo, tira lejos la inquietud y, por supuesto, vence la melancolía!


El Tango Andaluz

Al tango primitivo se le ubica en Cádiz a fines del Siglo XVIII como habiendo venido de Cuba y traído por los comerciantes de América. En 1810 los franceses invaden Cádiz. En 1811 bombardean la ciudad con granadas de cañón que no explotan. Los lugareños sacan las barritas de plomo de las bombas y las mujeres empiezan a usarlas para sujetar sus peinados de “tirabuzón” de ensortijados caireles y nace una copla con música de tanguillo que dice: “Con las bombas que tiran/ los fanfarrones/ se hacen las gaditanas/ tirabuzones”. Se considera que el Tango andaluz llega al Río de la Plata aproximadamente en 1870 con numerosas versiones musicales que se modifican total o parcialmente, incluyéndose además en algunas obras representadas.


El Tango Afro-Cubano

Isabel la Católica autorizó la trata de negros en 1502 y con ello se inicia un proceso de asimilación cultural que desemboca siglos después, generando la especie musical más representativa de Argentina. Con los esclavos de color, vino a las Indias un ritmo llamado Tango en el Siglo XIV. Los mandingas del Sudán acuñaron el vocablo "tamtamngo", "tambor y danza o ritmo". En el Siglo XVIII los negros de Haití imprimieron una vivacidad rítmica a la Contradanza -de moda- diferente al modelo original, con trepidación singular. En 1793 la contradanza tangueada fue traída a Cuba por los negros franceses y diferenciada por los cubanos como "tango" al igual que las danzas callejeras de los esclavos negros.


El Tango Criollo

En 1854 la zarzuela hispana fue introducida en Buenos Aires y Santiago Ramos, cantautor, guitarrista y actor, cantó un tango de temática negra en la adaptación del drama La Cabaña del Tío Tom en julio de 1856 en el Teatro Argentino. El mismo Ramos compuso el tango con letra de carácter criollo titulado “ Tomá mate, che” “Tomá mate, tomá mate, che/ que en el Río de la Plata/ no se estila el chocolate” y lo interpretó en El Gaucho de Buenos Aires en el Teatro Victoria el 22 de octubre de ese año. El tango criollo sonaba por aquellos días muy andaluz.
En 1865 se compone “Una negla y un neglito” para un grupo de jóvenes aristócratas que en carnaval aparecían con los rostros tiznados. La repetición obsesiva de algunas notas sugiere una pieza africanizada pero que presenta rasgos de Andalucía. Como género de moda el tango fue llevado a los burdeles donde también se bailaba. La proliferación de estos sitios se debió a la gran afluencia masculina de inmigrantes que venían a “hacer la América”. El tango se había convertido en música culta antes de que acabara el Siglo XIX pero el ambiente al que fue confinado provocó el rechazo de las clases alta y media, por considerar pecaminosas las melodías por las procaces coplas cuyas letras fueron adaptadas a las preocupaciones del lenocinio (¡Qué polvo con tanto viento! "Sacudime la persiana" "Déjala morir adentro" ).


Desarrollo del Tango Argentino
“Los Inicios”

"La Coqueta" de A. De Nincenetti y "Elizalde" de autor anónimo datan de 1866 y 1868, respectivamente. El Peringundín es de 1883. De 1890 es "Qué Polvo con tanto Viento" y "Don Juan" de Ernesto Poncio, data de 1898. El primer tango estructurado en aquellos días es "El Entrerriano" de Rosendo Mendizábal, estrenado el 25 de Octubre de 1897 en la "Casita" de María Rangolla (La Vasca). Con este tango se inicia la modalidad que caracterizó al tango durante la llamada "Guardia Vieja". En el año de 1915 el Tango empezó a mostrar su idiosincrasia porteña bajo la inspiración de ilustres como Arolas, Bardi, Francisco Canaro o José Martínez, quienes principiaron a divulgar el nuevo ritmo que reemplazó definitivamente al original con que los morenos haitiano-cubanos crearon 100 años antes el primer género denominado "Tango".


La Guardia Vieja

Está constituida por los conjuntos y autores de esa época primigenia; ya la incorporación del bandoneón enlentece la ejecución del tango debido a dificultades técnicas de su empleo, pues la mayoría de los músicos usuarios no era de escuela.

Entre los más importantes que llegaron al registro fonográfico con sus conjuntos, se hallan Vicente Greco (1911), Juan Maglio "Pacho" (1911/12), Genaro Espósito "El Tano" (1912), Eduardo Arolas (1913). Si bien se va mejorando paulatinamente la línea musical, hay una estructuración armónica elemental, poca variedad de estilos y consecuentemente ausencia expresiva de madurez musical.

En 1917 Canaro y Firpo agregan el contrabajo para reforzar el ritmo, apelando al cello Firpo y Arolas en sus respectivos conjuntos, creándose desde entonces el esbozo del sexteto típico, grupo instrumental que estaría formado por dos bandoneones, dos violines, piano y bajo, cuyo lapso de actuación más intensivo se extendería de 1920 a 1935. Entro otros, destacamos a Luís Petrucelli, Pedro Maffia, Osvaldo Fresedo, Juan Carlos Cobián y Julio De Caro.


La Escuela Tradicionalista

Integrada por conjuntos en los que prevalece la marcación rítmica sobre los recursos orquestales de carácter armónico, manteniendo la ejecución musical encuadrada en un estilo similar al del tango primitivo. A efectos de lograr una más densa sonoridad, se amplía el número de ejecutantes, llevándose a cuatro o más la fila de bandoneones y violines, agregándose a veces otros timbres (clarinete, trompeta, etc.).


La Época de Oro

La Época de Oro para los milongueros que disfrutaron de la música de Juan D'Arienzo "El Rey del Compás" cuyo ritmo vivo y cortado, con todos los instrumentos tocando al unísono, invitaba a bailar. Aníbal Troilo, el más grande bandoneonísta de ese tiempo, formó diferentes agrupaciones y conformó un repertorio impresionante. Osvaldo Pugliese, de los más grandes, Di Sarli también es de ese tiempo junto con Ricardo Tanturi, Miguel Caló, De Angelis, José Basso, Francisco Rotundo, Angel D´Agostino, Florindo Sassone, Osvaldo Fresedo y Alfredo Gobbi.
Los arreglistas jugaron un papel muy importante en esta época -Ismael Spitalnik por ejemplo, que fuera bandoneonista, compositor y músico de Angel D'Agostino, Horacio Salgán y Miguel Caló, realizó arreglos para Juan Carlos Cobián, Aníbal Troilo, Francini-Pointier, José Basso y, hacia el fin de la Época de Oro, hizo arreglos y fue parte de la Orquesta del inolvidable Osvaldo Pugliese- Ah, un fenómeno curioso: se alienta la aparición de cantantes solistas pero se caracteriza su intervención como la de un instrumento más de la orquesta, es decir, la orquesta no modifica su ritmo para que el vocalista se luzca sino éste se asimila a la ejecución total que resulta bailable de principio a fin. A final de los 50's, por diferentes razones, como que empezó a languidecer el tango y también como que escasearon sus poetas.


El Tango Nuevo

De 1950 a 1970, aproximadamente, se da un nuevo renacimiento del tango que lo hace, como nunca, digno de las salas de concierto sin embargo, en lo general, es más para ser escuchado o adecuado para coreografías de tango de show. Dicen que a Astor Piazzolla no le gustaba tocar para los milongueros, que prefería ser escuchado con atención. Su incomparable "Adiós Nonino" (en relación a la muerte de su padre) sin embargo, ha sido objeto de múltiples arreglos para ser bailado lo mismo que A Fuego Lento de Horacio Salgán.


El Vals Criollo

Muchos le conocen como "Tango Vals" otros como "Vals Cruzado" nosotros preferimos identificarlo simplemente como "Vals Criollo". La palabra "waltz" significa "bailar dando vueltas alrededor". El origen del waltz, vals para nosotros, se sitúa hace unos 250 años en Europa en donde se le consideró como forma indecorosa de bailar. Cobró auge en 1773 en Viena y de esa época provienen los famosísimos valses vieneses que aún se escuchan en nuestros días cuando se festeja a las quinceañeras o como primer baile en las bodas. Francia se acredita haber transformado el Vals Vienés a una música más viva, uniforme y romántica mediante la introducción del vals-canción.
En América el vals hizo presencia en los salones de baile hacia 1840 conquistando fanáticos en todo el continente. En Boston se creó un nuevo tipo llamado Boston Waltz. Su característica fue el cambio de rol del piano. En vez de usar el pianista la mano izquierda para marcar el ritmo característico de "un, dos, tres", marcaba sólo el primer acento del ritmo (bajo) mientras con la mano derecha combinaba ritmo y melodía ("Desde el Alma" de Pugliese). Los inmigrantes por 1870 trajeron sus bailes, sus canciones y sus descendientes -primera generación criolla- creció disfrutando las viejas tonadas y modificándolas, así como los bailes de sus padres, a sus nuevas costumbres y al ambiente en que nacieron. Ahí se inicia el folklore argentino en géneros diferentes desde su herencia musical.
Los compositores criollos aportaron el sentimiento de su tierra al vals tradicional y preservaron su estilo componiéndolo principalmente para ser bailado. Ejemplos clásicos de Vals Criollo son "Santiago del Estero" y "Pabellón de las Rosas" interpretados por Los Tubatango. Luego los compositores de Argentina y Uruguay compusieron numerosos valses para el repertorio de las orquestas típicas de tango. En la Década de 1940 el Vals Criollo renació durante la Edad de Oro del Tango, formando parte principal en los repertorios de Roberto Firpo, Juan Maglio, Francisco Canaro, De Angelis, D'arienzo, Lawrenz, Troilo, Caló, etc., quienes dieron una nueva dimensión al Vals Criollo en las pistas de baile.


El Tango Europeo

Músicos y bailarines argentinos difundieron el Tango en las metrópolis europeas entre 1910 y 1920. En consecuencia los autores europeos empezaron a componer tango de acuerdo a rasgos característicos y recursos instrumentales de cada país; la rítmica y los elementos melódicos locales fueron incorporados al género. En 1913 una pareja de daneses demuestra el tango-danza en el Hotel Börs de Helsinki.
Entre 1920 y 1930 se difunde la nueva danza y aunque la mayor parte del repertorio de las orquestas finlandesas es de origen argentino, la presencia de composiciones locales y de Alemania se hace sentir y es entonces cuando los elementos del estilo se definen, predominando la rítmica marcial, remembranza de la influencia germánica durante los años formativos y letras principalmente cantadas por varón que hablan de amor o de falta de él -la nostalgia del hombre que perdió a su amada y evoca los buenos tiempos o el anhelo de encontrar riqueza en otro país, aventuras o un paraíso de paz-. Finalmente las orquestas locales remueven de su repertorio las composiciones argentinas y el tango se pone de moda en las áreas urbanas mientras que en el campo predominan la polka y el vals.
Durante la Segunda Guerra Mundial los lazos con Alemania se tensan y después de una serie de cambios el tango se hace más finlandés. Para 1950 cada deportivo o club social tenía su barra de aficionados al tango. El tango sobrevivió a los Beatles, al Jazz y al Pop y, para los 90's, una nueva ola propicia que el tango tenga éxito en restaurantes y pabellones al aire libre.


Las Principales Figuras del Tango


• Carlos Gardel:

Carlos Gardel es sinónimo de tango. Fue compositor, intérprete y aun actor de innumerables canciones y musicales. Con él, el cadenciado ritmo porteño ganó un aire de romanticismo y dio vuelta al mundo. Gardel fue un personaje emblemático en vida y lo sigue siendo, potenciado por la ascendiente proyección afectiva y social de su legendaria memoria.


• ( ver apéndice)




• Ángel Villoldo
(1868-1919) fue un músico argentino, uno de los pioneros del tango. Nació al sur de la Ciudad de Buenos Aires. Fue letrista, guitarrista y compositor, lo que lo convirtió en uno de los principales cantores de la época

(Ver apéndice)




• Roberto Firpo
Pianista, compositor y director.
(10 de mayo de 1884 - 14 de junio de 1969)
Tanto como director, intérprete o compositor, Roberto Firpo es uno de los primeros evolucionistas con que ha contado el tango


(Ver apéndice)



• Osvaldo Pedro Pugliese
Pianista, director, compositor.
(2 de diciembre de 1905 - 25 de julio de 1995)
creador de importantes tangos como: “el recuerdo”; Pugliese se asoció luego con otro violinista, Alfredo Gobbi, formando un conjunto, uno de cuyos bandeonistas era el jovencísimo Aníbal Troilo.


(Ver apéndice)



• Astor Pantaleón Piazzolla
(Mar del Plata, 11 de marzo de 1921 - † Buenos Aires, 4 de julio de 1992) fue un bandoneonista y compositor argentino.



(Ver apéndice)



• Anibal Carmelo Troilo
Músico, bandoneonísta, director y compositor.
(11 de julio de 1914 - 18 de mayo de 1975)
Apodo: Pichuco



(Ver apéndice)




• Edmundo Rivero
Edmundo Rivero fue un cantante, guitarrista y compositor argentino de tangos. Nació el 8 de junio de 1911 en Puente Alsina, en la ciudad Avellaneda en los suburbios de la ciudad de Buenos Aires (Buenos Aires, Argentina).



(Ver apéndice)



• Alberto Castillo
Cantor
(7 de diciembre de 1914 - 23 de julio de 2002)
Nombre completo: Alberto Salvador De Lucca.



(Ver apéndice)




• Roberto Goyeneche
Apodo: El Polaco
Cantor
(29 de enero de 1926 – 27 de agosto de 1994); si tuviéramos que elegir un personaje síntesis de los últimos treinta años del tango, sin ninguna duda surgiría el nombre del Polaco Goyeneche. No sólo por tratarse de un cantor extraordinario, sino y fundamentalmente, por ser el arquetipo de la última camada de nuestra estirpe y bohemia porteña.



(Ver apéndice)




• Libertad Lamarque

Cancionista y actriz.
(24 de noviembre de 1908 - 12 de diciembre 2000)
Pequeña de estatura, aunque de físico robusto y figura atrayente, delicada sonrisa y expresividad en la mirada.Timbre de voz agudo, incluso para su registro de soprano, quizás no apropiado para el tango, supera esa aparente dificultad con un enorme caudal de su voz, el fuerte temperamento que le imprimía y una emotividad permanente sumado a una perfecta afinación para decir la letra y acompañar la melodía.



(Ver apéndice)



Letras destacadas del tango

• Caminito
Letra: Gabino Coria Peñolaza
Música: Juan de Dios Filiberto
Caminito que el tiempo ha borrado,
que juntos un día nos viste pasar,
he venido por última vez,
he venido a contarte mi mal.
Caminito que entonces estabas
bordado de trébol y juncos en flor,
una sombra ya pronto serás,
una sombra lo mismo que yo.
Desde que se fue
triste vivo yo,
caminito amigo,
yo también me voy.
Desde que se fue
nunca mas volvió,
seguiré sus pasos,
caminito, adiós.
Caminito que todas las tardes
feliz recorrías cantando mi amor,
no le digas si vuelve a pasar
que mi llanto tu suelo regó.
Caminito cubierto de cardos,
la mano del tiempo tu huella borró;
yo a tu lado quisiera caer
y que el tiempo nos mate a los dos.



• Letra del tango Uno
Letra de Enrique Santos Discépolo (1950)
Música de Mariano Mores (1950)
Uno busca lleno de esperanzas
El camino que los sueños
Prometieron a sus ansias.
Sabe que la lucha es cruel y es mucha,
Pero lucha y se desangra
Por la fe que lo empecina.
Uno va arrastrándose entre espinas,
Y en su afán de dar su amor
Sufre y se destroza, hasta entender
Que uno se ha quedao sin corazón.
Precio de castigo que uno entrega
Por un beso que no llega
O un amor que lo engañó;
Vacío ya de amar y de llorar
Tanta traición...
Si yo tuviera el corazón,
El corazón que di;
Si yo pudiera, como ayer,
Querer sin presentir...
Es posible que a tus ojos,
Que hoy me gritan su cariño,
Los cerrara con mis besos
Sin pensar que eran como esos
Otros ojos, los perversos,
Los que hundieron mi vivir...
Si yo tuviera el corazón,
El mismo que perdí;
Si olvidara a la que ayer
Lo destrozó y pudiera amarte...
Me abrazaría a tu ilusión
Para llorar tu amor...
Pero Dios te trajo a mi destino
Sin pensar que ya es muy tarde
Y no sabré cómo quererte.
Déjame que llore como aquél
Que sufre en vida la tortura
De llorar su propia muerte.
Pura como sos, habrías salvado
Mi esperanza con tu amor.
Uno está tan solo en su dolor...
Uno está tan ciego en su penar...
Pero un frío cruel, que es peor que el odio,
Punto muerto de las almas,
Tumba horrenda de mi amor,
Maldijo para siempre y se robó
Toda ilusión...



• MI BUENOS AIRES QUERIDO
Letra de Alfredo Le Pera
Música de Carlos Gardel
1934

Mi Buenos Aires querido,
cuando yo te vuelva a ver,
no habrá más penas ni olvido.
El farolito de la calle en que nací
fue el centinela de mis promesas de amor,
bajo su inquieta lucecita yo la vi
a mi pebeta luminosa como un sol.
Hoy que la suerte quiere que te vuelva a ver,
ciudad porteña de mi único querer,
oigo la queja de un bandoneón,
dentro del pecho pide rienda el corazón.

Mi Buenos Aires, tierra florida
donde mi vida terminare.
Bajo tu amparo no hay desengaños,
vuelan los años, se olvida el dolor.

En caravana los recuerdos pasan
como una estela dulce de emoción,
quiero que sepas que al evocarte
se van las penas del corazón.

Las ventanitas de mis calles de arrabal,
donde sonríe una muchachita en flor;
quiero de nuevo yo volver a contemplar
aquellos ojos que acarician al mirar.
En la cortada más maleva una canción,
dice su ruego de coraje y de pasión;
una promesa y un suspirar
borro una lágrima de pena aquel cantar.

Mi Buenos Aires querido...
cuando yo te vuelva a ver...
no habrá más penas ni olvido...



• Por Una Cabeza
Carlos Gardel
Compositor: Alfredo Le Pera

Por una cabeza
de un noble potrillo
que justo en la raya
afloja al llegar,
y que al regresar
parece decir:
No olvidéis, hermano,
vos sabés, no hay que jugar.
Por una cabeza,
metejón de un día
de aquella coqueta
y risueña mujer,
que al jurar sonriendo
el amor que está mintiendo,
quema en una hoguera
todo mi querer.

Por una cabeza,
todas las locuras.
Su boca que besa,
borra la tristeza,
calma la amargura.
Por una cabeza,
si ella me olvida
qué importa perderme
mil veces la vida,
para qué vivir.

Cuántos desengaños,
por una cabeza.
Yo jugué mil veces,
no vuelvo a insistir.
Pero si un mirar
me hiere al pasar,
sus labios de fuego
otra vez quiero besar.
Basta de carreras,
se acabó la timba.
¡Un final reñido
ya no vuelvo a ver!
Pero si algún pingo
llega a ser fija el domingo,
yo me juego entero.
¡Qué le voy a hacer..!



• Yira... Yira...
Carlos Gardel
Compositor: Indisponible
Cuando la suerte qu’es grela
fayando y fayando
te largue parao...
Cuando estés bien en la vía,
sin rumbo, desesperao...
Cuando no tengas ni fe,
ni yerba de ayer
secándose al sol...

Cuando rajés los tamangos
buscando este mango
que te haga morfar...
La indiferencia del mundo
que es sordo y es mudo
recién sentirás.

Verás que todo es mentira
verás que nada es amor
que al mundo nada le importa
Yira... Yira...

Aunque te quiebre la vida,
aunque te muerda un dolor,
no esperes nunca una ayuda,
ni una mano, ni un favor.

Cuando estén secas las pilas
de todos los timbres
que vos apretás,
buscando un pecho fraterno
para morir abrazao...
Cuando te dejen tirao,
después de cinchar,
lo mismo que a mí...
Cuando manyés que a tu lado
se prueban la ropa
que vas a dejar...
te acordarás de este otario
que un día, cansado,
se puso a ladrar.




• Volver
Carlos Gardel


Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos van
marcando mi retorno
son las mismas que alumbraron
con sus palidos reflejos
hondas horas de dolor
y aunque no quize el regreso
siempre se vuelve a su primer amor
la quieta calle, donde el eco dijo
tuya es mi vida, tuyo es mi querer
bajo el burlon, mirar de las estrellas
que con indiferencia, hoy me ven volver
Volver con la frente marchita
las nieves del tiempo, platearon mi sien
sentir que es un soplo la vida,
que 20 años no es nada
que febril la mirada
errante en la sombras te busca y te nombra
Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo
que no ha de volver.

Tengo miedo el encuentro con el pasado
que vuelve a enfrentarse con mi vida
tengo miedo de las noches que pobladas
de recuerdos encadenan mi sufrir
pero el viajero que huye,
tarde o temprano detiene su andar
mas el olvido que todo destruye
haya matado mi vieja ilusion
Cual escondida la esperanza humilde
es toda la fortuna de mi corazon.

Volver con la frente marchita



• Naranjo en Flor
Letra de Homero Expósito, Virgilio Expósito y música de Homero Expósito, Virgilio Expósito
Interpretada por Juan Carlos Baglietto, Roberto Goyeneche Polaco


Era mas blanda que el agua
que el agua blanda
era mas fresca que el rio
naranjo en flor
y en esa calle de hastio
calle perdida
hecho un pedazo de vida
y se marcho.

Primero hay que saber sufrir
despues amar, despues partir
y al fin andar sin pensamientos
perfume de naranjo en flor
promesas vanas de un amor
que se escaparon con el viento
Despues, que importa del despues
toda mi vida es el ayer
que me detiene en el pasado
eterna y vieja juventud
que me ha dejado acobardado
como un pájaro sin luz.

Que le habran hecho mis manos
que le habran hecho
para dejarme en el pecho
tanto dolor
dolor de vieja arboleda
canción de esquina
con un pedazo de vida
naranjo en flor
Primero hay que saber sufrir
despues amar despues partir
y al fin andar sin pensamiento
perfume de naranjo en flor
promesas vanas de un amor
que se escaparon en el viento.
Despues, que importa del despues
toda mi vida es el ayer
que me detiene en el pasado
eterna y vieja juventud
que me ha dejado acobardado
como un pajaro sin luz.




Apéndice:

• Carlos Gardel.
Primeros años
Carlos Gardel nació el jueves 11 de diciembre de 1890 en la ciudad de Toulouse, al sur de Francia, con el nombre de Charles Romuald Gardès. Fue hijo natural de Marie Berthe Gardès y a los 2 años llegó a Buenos Aires con su madre. Pasó su infancia y adolescencia en el barrio del Mercado de Abasto, donde lo apodaron, primero, "El francesito" y, luego, "El Morocho del Abasto".
Carrera hacia el éxito
Pronto se convirtió en cantor habitual de reuniones y cafés. En 1911, con casi 21 años, conoció a José Razzano, apodado "El Oriental" por ser uruguayo, con quien formó un dúo de canciones criollas. Al binomio se lo conoció como "El Morocho y el Oriental". Por esa época, Carlos Gardès cambió su apellido por el que lo haría famoso: "Gardel". En 1912 grabó quince canciones para el sello Columbia Records (luego CBS y, más tarde, Variety), acompañándose él mismo con su guitarra. El primero de los temas, "Sos mi tirador plateao", lo volvería a grabar más tarde con el título de "El tirador plateado". El repertorio aún se componía de canciones criollas. En 1917 fue el primer cantor oficial de tangos, al estrenar el tango-canción "Mi noche triste" (de Samuel Castriota y Pascual Contursi), ya que, hasta entonces, el tango era sólo música sin letra. Ese mismo año filmó y estrenó su primera película, "Flor de durazno", e inició su etapa discográfica junto a José Razzano con el sello Disco Nacional (luego Odeón, hoy EMI) y el tema de Ángel Villoldo, "Cantar eterno". En los años '20 llevó el tango por Europa, haciéndolo conocer en España y Francia. En 1925 se separó amistosamente de "El Oriental", José Razzano. Desde su regreso a Argentina en 1926 se dedicó casi exclusivamente a la fonografía. En los años '30 ya era una figura célebre en Argentina, Uruguay y en varios países europeos, motivo por el cual la empresa cinematográfica Paramount Pictures Corporation lo convocó para protagonizar cuatro películas, rodadas en Joinville, Francia. Entre 1934 y 1935 conquistó el mercado de Estados Unidos, donde grabó discos, cantó en radio y filmó películas muy exitosas que extendieron su fama a toda América, todas ellas dentro del género musical y destinadas a su lucimiento como cantante. Luego llegó la gira por Centroamérica en 1935: Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curaçao y Colombia (donde murió).
La leyenda
El lunes 24 de junio de 1935 el avión en el que viajaba cayó cerca de Medellín (Colombia) y terminó con su vida en el esplendor de su fama. Fue enterrado en el cementerio porteño de la Chacarita. Su tumba es visitada por admiradores de todo el mundo. La calidad de su voz y su muerte prematura ayudaron a convertirlo en un mito popular. Pero Gardel se ha convertido en una figura indiscutible de la que no es necesario reseñas ni alabanzas. Todo aquel que oyó hablar de tango, lo encontró pegado al nombre de Carlos Gardel.

• Angel Villoldo
Nació el 16 de febrero de 1861 y falleció el 14 de octubre de 1919. Ostenta el título de “Padre del tango”, un poco exagerado porque fueron muchas las circunstancias que originaron nuestra música. Pero su gravitación fue tan importante en sus inicios y desarrollo que lo hizo merecedor del apelativo.

Es el gran transformador de los tanguillos españoles, los cuplés, las habaneras, convirtiendo esas músicas en un son del Río de la Plata.

Artista natural no esquivó ninguna actividad que le permitiera ganar dinero para vivir. Se comenta que fue tipógrafo, payaso de circo y cualquier otro menester que le requirieran. También fue cuarteador en los barrios alejados del centro de la ciudad. Personaje de a caballo que esperaba al pie de las barrancas la llegada de un carro grande o de un tranvía para ayudarlo a subir la cuesta o salir del barro. Esto significaba enganchar el vehículo con una soga amarrada a su caballo y colaborar en el esfuerzo.

De pluma fácil escribió versos para comparsas carnavalescas y numerosos poemas y prosas para famosas revistas de la época: Caras y caretas, Fray Mocho y P.B.T.

En toda su obra está presente la picardía, y sus diálogos estaban pensados en boca del hombre común y siempre referidos a situaciones reales del inquilinato, del barrio y muchas veces a cuestiones amorosas que retrataban la forma de hablar y comportarse del estrato social bajo de nuestra sociedad. Su chispa, su fácil verba, le sirvió para entreverarse con payadores y para brindar actuaciones poco académicas y algunas veces decididamente procaces. Siempre acompañado de su guitarra, con armónica adosada, supo contar historias cantando, que enfervorizaban a la concurrencia de los cafetines y tugurios. Para ganarse la vida hizo grabaciones particulares recitando versos del peor gusto.

En 1889 publicó una recopilación de cantos criollos, versos que le pertenecían y que eran para cantar con guitarra. En 1916 publica otras canciones de hondo contenido patrio titulada “Cantos populares argentinos” en conmemoración al centenario de la declaración de la independencia. Fue autor de un método moderno para aprender guitarra por cifra, denominado “Método América” por ser editado por la antigua Casa América en 1917.

Junto con Alfredo Gobbi y su esposa, la chilena Flora Rodríguez –padres del director y violinista Alfredo Gobbi- marchó a Francia para realizar registros fonográficos contratados por Gath & Chaves, una de las grandes tiendas argentinas de la época. Esto provocó un gran impulso a nuestra música en Europa y muchos de esos discos también se distribuyeron en Buenos Aires. Pero su sitio de preeminencia lo ocupa como compositor. Sirva como ejemplo de su obra los tangos El porteñito, El esquinazo, La budinera, Soy tremendo, Cantar eterno, este último grabado en 1917 por el dúo Gardel-Razzano. Todos estos temas tuvieron una gran aceptación en las orquestas locales que los incluyeron en su repertorio.

Pero el más importante fue sin duda El choclo, por su melodía y su cadencia, que seguramente sería el tango emblemático de no haber existido La cumparsita. A tal punto que una anécdota lo corrobora con exactitud. Durante la primera guerra mundial, el periodista argentino Tito Livio Foppa se encontraba en el frente alemán y en un ágape oficial un músico tocó el piano para agasajarlo e intentó ejecutar el himno nacional, pero en realidad tocó El choclo que lo había confundido con nuestra música patria.

Otro tango fundamental es La morocha, de letra sencilla y hecha de apuro para su compositor Enrique Saborido, que en 1906 tuvo la fortuna de embarcar sus partituras en la Fragata Sarmiento, buque de instrucción de los cadetes de la armada, y es considerado el primer tango que se difundió en Europa.

Este singular músico y poeta nos dejó una obra muy extensa entre las cuales se destacan El Torito, Cuidado con los cincuenta, Una fija, Yunta brava, El Cachorrito, Pineral, El Pimpollo, Trigo Limpio, La Bicicleta, etc.

Otra de sus obras, la milonga Matufias o el arte de vivir, es un aporte al conocimiento de nuestra historia a partir de una descripción costumbrista impecable, que sintetiza el valor artístico de este singular creador.



• Roberto firpo

Nació el 10 de mayo de 1884 a Cansancio floras en la provincia de Buenos Aires.
Muy pronto, gana su vida con múltiplos "pequeños trabajos"; al mismo tiempo, se entera sola del violín y más tarde el piano. Gracias al encuentro con Juan Deambroggio dicho "Bachicha", toma cursos de música con el maestro Alfredo Bevilacqua;
Hacia 19 años encontró su vía, pudiendo rechazar una vida que detestaba. A principios del vigésimo siglo, empieza una carrera de pianista de discoteca. Su estilo ya-alli' es: una base rítmica clara y ligera a los énfasis deliberados sin efectos inútiles con una atención constante a la melodía como lo certifican sus obras principales que son "Alma de bohemio, De pura cepa, El apronte, El amanacer".
En 1913, gana la ayuda organizada por el cabaret, el Armenonville, del cual se convierte en el director de orquesta designado. Algunos días más tarde, se funda un trío con el violinista Tito Rocatagliatta y el bandoneoniste, Eduardo Arolas. El piano acababa de hacer su entrada en el tango, el puerto del smoking iba pronto a seguir.
Su mejor trabajo orquestal data seguramente años 1926-1935 de gracia también a los músicos de talentos que cruzan su orquesta como el pianista Osvaldo Pugliese , a los violinistas, Antonio Rossi y Cayetano Puglisi, a los bandoneonistes,Osvaldo Fresedo y Pedro Maffia y al contrabajo, Leopoldo Thomson que inventó una serie de efectos que las orquestas típicas adoptaron inmediatamente, como el Canyengue que consistía en afectar del arco y el plato de la mano sobre las cuerdas del instrumento.
Se producirá y registrará con su cuarteto durante más de 20 años cuyos es necesario citar los nombres del bandoneoniste Juan Cambareri y de los violinistas Grgorio Bongioni y Orlando Perri.
Su obra es principalmente instrumental. Compuso tangos, vals y milongas siempre jugados hoy y cuya constancia rítmica hacen la alegría de los bailarines de hoy.
Se apaga después de una rica vida musical el 14 de junio de 1969.



• Osvaldo pugliese

(1905 - 1995) Nació en Argentina en el año 1905. Desde muy joven estudió violín, instrumento que abandonó tempranamente. Fue un exitoso pianista, director y compositor. Se lo considera uno de los más grandes estilistas que haya tenido el tango, por su riqueza tanto en el aspecto técnico como por su facilidad para elaborar una amplia gradación de matices emocionales, sobre todo cuando tocaba el piano.
Comenzó su carrera con su maestro D´Agostino, pero quien lo perfeccionó y ascendió a otro nivel fue Vincenzo Scaramuzza. En 1926 se integró a la orquesta de Roberto Firpo. A los pocos meses, al año siguiente fue convocado al sexteto de Pedro Mafia, que también dejó al poco tiempo para formar parte del sexteto de Vardaro, con grandes artistas como Aníbal Troilo y Alfredo Gobbi. Entre 1934 y 1936, actuó con las orquestas de Pedro Laurenz, Roberto Firpo y Miguel Caló. Fue recién para 1939 cuando, ya consagrado, formó su orquesta propia en el café Nacional de Buenos Aires. En 1943 grabó su primer disco.
La década de 1940 lo vió alcanzar la cumbre como compositor, con tangos como “Negracha”, de 1942 y “Malandraca” de 1948. La clave del éxito radicó en dar fin a lo tradicional y adoptar un esquema de dos compases que desarrollaba a partir de contrapuntos. Éste acento rítmico fue precursor de dos grandes figuras como Ástor Piazzola y Horacio Salgan.
Sus actuaciones en radio, cine, teatro y televisión en Argentina y Uruguay le dieron fama mundial. En el año 1960 dio una espectacular gira por la Unión Soviética y China, demostrando que ni el Tango ni su talento tenían fronteras. Cinco años más tarde, dio otra gira por Japón. Actuó en escenarios de todo el mundo durante más de 70 años. Para su cumpleaños número ochenta recibió un sobresaliente homenaje en el Teatro Colón de Buenos Aires. Osvaldo Pugliese Murió en 1995 en la ciudad de Buenos Aires.



• Astor Piazzolla

(1921-1992) Nació en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, el 11 de marzo de 1921.
Entre 1924 y 1937 residió en Nueva York, donde se instalaron sus padres. Estudió bandoneón en 1930 con Bela Wilda, y luego piano con Serge Rachmaninov. En Nueva York, Carlos Gardel lo invitó a grabar varias piezas de su película "El día que me quieras".
En 1937 volvió a la Argentina, donde comenzó verdaderamente su carrera como bandoneonista en la orquesta de Anibal Troilo. Siguió estudiando en 1940 con Alberto Ginastera y formó, en 1946, su primera orquesta: Astor Piazzolla y su Orquesta Típica. Empezó entonces a componer obras clásicas para el bandoneón. En 1950, Rapsodia Porteña fue galardonada con el Empire Tractor Company en los Estados Unidos. En 1953, su sinfonía "Buenos Aires" ganó el premio Fabián Sevitsky y en 1954, Sinfonetta fue nominada por la Asoc. de Críticos Musicales de Buenos Aires.
En 1952, ganó el Primer Premio de Composición en Francia, por lo que el gobierno de ese país lo honró con una beca para ir a París a estudiar con Nadia Boulanger. Tras ese período, formó los conjuntos El octeto de Buenos Aires y la Orquesta de Cuerdas, con los que revolucionó la música ciudadana. Tras el rechazo de medios y editoriales, en 1958 viajó a Nueva York donde trabajó como arreglador.
Dos años más tarde volvió a Buenos Aires y formó un quinteto con el cual recorrió la Argentina, Brasil y los Estados Unidos. En 1963, recibió el Premio Hirsch y escribió la pieza Tres Movimientos Sinfónicos, que Paul Klecki dirigió ese mismo año. En 1965 trabajó en estrecha colaboración con Jorge Luís Borges poniendo música a sus poemas. Ese mismo año editó su disco El Tango.
En 1967 escribió, junto a Horacio Ferrer, María de Buenos Aires. Compuso Tangazo a pedido del Maestro José Luís Calderón, Director del Ensamble Musical de Buenos Aires, quien lo representó en su gira por los Estados Unidos. Comenzó entonces la nueva experiencia del Tango-Canción.
En 1969, "Balada para un loco" fue un éxito mundial. Este género lo acercó al público, luego volvió a París donde, desde la Cité des Arts, compuso con Ferrer el oratorio El Pueblo Joven, cuyo estreno tuvo lugar en Sarbruck. En 1971 formó su Conjunto Nueve, contratado por la Municipalidad de Buenos Aires por dos años para una serie de conciertos en la Argentina y fuera del país.
En 1972 se presentó en concierto en el Instituto Ítalo - Americano para el estreno del Conjunto Nueve en Italia. Grabó varios programas para la RAI. El 17 de agosto de ese año se presentó en el Teatro Colón.
Los ensayos para este evento le impidieron aceptar la propuesta de Bernardo Bertolucci de escribir la banda musical de su "Ultimo Tango En París". Sólo escribió dos temas de la película, Jeanne y Paul y El Penúltimo. En 1974, Gerry Mulligan, saxofonista norteamericano considerado una de las máximas figuras del jazz, propuso a Piazzolla trabajar en conjunto.
Es así que nació Summit. Posteriormente, en 1986 grabó la Suite for vibraphone and new Tango Quintet junto a Gary Burton, en el marco del Montreux Jazz Festival, despertando la admiración de solistas de jazz de la talla de Pat Metheny, Keith Jarret y Chick Corea, quienes a su vez le encargaronobras para ellos.
En 1989, la revista especializada en jazz Down Beat ubicó a Piazzolla entre los mejores instrumentistas del mundo. En sus últimos años prefirió presentarse como solista acompañado por una orquesta sinfónica.
De esta manera recorrió el mundo ampliando la magnitud de su público. Grabó, junto a Lalo Schiffrin y el St. Luke´s Orchestra, el Concierto para Bandoneón, Tres Tangos para bandoneón y orquesta y Suite Punta del Este, incluida como tema central del film "12 Monos" de Terry Gilliam. Junto al Kronos Quartet grabó una suite titulada Five Tango Sensations, su última grabación, que se ubicó en el primer lugar del Top Ranking de música clásica, permaneciendo en ese lugar durante más de un año.
En 1990, el Maestro Mstislav Rostropovich estrenó en Nueva Orleans la obra que le había pedido a Piazzolla para cello y piano, Le Grand Tango. En un homenaje a su memoria, Rostropovich presentó la misma obra en el Teatro Colón durante el mes de julio de 1994. En sus últimos años escribió más de 300 tangos; 50 bandas musicales de films, entre ellas, Henri IV de Marco Bellocchio, Lumière de Jeanne Moreau, Armaguedon de Alain Delon, Sur y El Exilio de Gardel de Pino Solanas; como asimismo temas para obras teatrales y ballets. En febrero de 1993, en Los Angeles, fue nominado por los Grammy Awards 1992 por su tema Oblivion. - Piazzolla murió el 4 de julio de 1992.


• Aníbal Troilo

(1914 - 1975) Aníbal Carmelo Troilo nació el 11 de julio de 1914, en el barrio del Abasto, en Capital Federal, Argentina. Cuando tenía 8 años sufrió la muerte de su padre. Su vocación artística surgió cuando aún cursaba la escuela primaria. El mismo Troilo comentó alguna vez que “el fueye me atraía tanto como una pelota de fútbol. La vieja se hizo rogar un poco, pero al final me dio el gusto y tuve mi primer bandoneón: diez pesos por mes en catorce cuotas. Y desde entonces nunca me separé de él”.
Su familia lo apodó Pichuco, sobrenombre con el que comenzó a ser conocido en el ambiente. En 1926, a la temprana edad de 12 años, tocó el bandoneón en un evento benéfico del Petit Colón, un cine del barrio del Abasto. A pedido del dueño del cine, pasó a integrar la orquesta estable del mismo. En 1930 se unió al conjunto Vardaro-Pugliese, que daba espectáculos en el Metropol de la calle Lavalle. La agrupación estaba integrada por Osvaldo Pugliese al piano, Alfredo Gobbi y Elvino Vardaro en violines, Miguel Jurado y Aníbal Troilo en bandoneones y Luís Adeheso en contrabajo.
En 1932 fue llamado por Julio De Caro, quien formó una gran orquesta que debuto en el cine Astor. La orquesta contaba con Pedro Laurenz, Armando y Alejandro Blasco, Aníbal Troilo y Calixto Sallago en bandoneones; Francisco De Caro y José Maria Rizzuti en pianos; Vicente Tagliacozzo, Julio De Caro, Samuel Reznik, José Niessov y Sammy Friedenthal en violines; Vicente y José Sciarreta en contrabajos y Antonio Rodríguez Lesende como cantante. En 1933, Troilo participó en la película Los tres berretines, en un trío con José Maria Rizzutti en piano y Vicente Tagliacozzo ejecutando el violín.
Su asenso fue meteórico. El poeta Julián Centeya lo bautizó como -El Bandoneón Mayor de Buenos Aires-. Troilo fue autor de 60 excelentes Tangos. Los músicos que lo acompañaron en su carrera musical han elogiado cada aspecto de su persona. Su talento fue sorprendente, por lo precoz y la grandeza de su aporte al género. Los entendidos, afirman que su grandeza radica en que su pasión era tal, que eso mismo lo elevaba. Troilo cerraba sus ojos cuando tocaba pero no pudo explicar el motivo. En ocasiones dijo que lo hacía porque se sentía dentro de sí mismo.
Tras la muerte de Homero Manzi, una noche interrumpió un juego de Bacarat se aisló en una habitación para componer en un rato su obra Responso, un lamento que está catalogado como uno de los tangos más brillantes de todas las épocas. Lo grabó pero luego se negaba a tocarlo. Lo ha hecho a pedido del público, pero se sabe que sufría cuando lo hacía.
Troilo fue un melodista extraordinario, talentoso para la composición como lo demuestra en obras de su autoría para letras de Homero Manzi (Barrio de tango, Sur, Discepolín, Che Bandoneón). Troilo tuvo en su orquesta al innovador del tango, cuando joven, Ástor Piazzolla, a quien difirió con el orgullo de designarlo su arreglador. Troilo Siempre recordaba a Piazzola: “la gente quiere bailar, no perdamos el baile, porque si perdemos la milonga, sonamos”. Sus formaciones orquestales contaron con cantantes de renombre como Edmundo Rivero, Roberto Goyeneche y Elba Berón.
El Bandoneón Mayor de Buenos Aires murió el 19 de mayo de 1975 en el Hospital Italiano, a causa de un derrame cerebral y sucesivos paros cardíacos.


• Edmundo Rivero
(1911 - 1986) Es uno de los personajes más trascendentes del Tango, sin fronteras geográficas. Fue cantante, guitarrista y compositor. El estilo de su voz revolucionó el ambiente por ser poco común, pero perfectamente armoniosa con el Tango. Su padre lo inició como guitarrista y estudió canto en el Conservatorio Nacional de Buenos Aires. Se presentó en recitales como guitarrista y fue músico estable de la Radio Cultura. En 1937, Julio de Caro lo convocó a su orquesta como vocalista. Desde 1944 hasta 1947, integró la orquesta de Horacio Salgan, cantando en programas de radiodifusión de Buenos Aires.
A partir de 1947 acompañó a Aníbal Troilo y grabó por primera vez en los estudios Víctor las canciones Yira-yira, El último organito, El milagro y su sobresaliente versión del Tango Sur. Su voz de bajo, tan profunda como constante y grave, inició una auténtica evolución en la música porteña, muy comúnmente avasallada por tenores y barítonos. Las interpretaciones plasmadas con su personalidad de clásicos como Malena, Nostalgia y El bulín de la calle Ayacucho lo inmortalizaron. Especialmente por su voz sumada al uso del lunfardo.
En 1959 dio funciones durante ocho meses en España. Entre los años 1965 y 1967 actuó en el Lincoln Center de Nueva York, EE.UU. Viajó también para varias presentaciones a Japón, donde recorrió muchas ciudades en las que brindó exitosos espectáculos. Su discografía fue muy abundante. Murió en 1986 en la ciudad de Buenos Aires.


• Alberto Castillo:
Nacio el 7 de diciembre de 1914 y murio el 23 de julio de 2002. Fue un prominente cantor de tango y actor argentino. Nacio como Alberto Salvador De Lucca en el barrio porteño de Mataderos, hijo de inmigrantes italianos Salvador de Lucca y Lucia di Paola, hace su debut profesional en los 1930s y comienza una exitosa carrera en 1941. Una gran interpretacion del tango de Alfredo Pelala Recuerdo.
Con su innato sentido del ritmo y su tendencia a engolar la voz, Castillo se hace un nombre de principal intérprete de los generos musicales afro-argentinos de candombe y de milonga. Uno de sus más exitosos registros fue Cien Barrios Porteños, a tal punto que los presentadores lo anunciaban como el cantor de los cien barrios porteños.
Desde 1946, Castillo aparece en muchos filmes argentinos. Castillo también fue medico ginecólogo. Eso solo pudo convencer a la familia de su prometida para dejarlos casar, y que fue dramatizado en la película argentina Luna de Avellaneda, donde Castillo voluntarioso trae al mundo a un bebe en una Fiesta de Carnaval.
En sus últimas apariciones profesionales fue un suceso su candombe hit Siga, Siga el Baile, con la banda argentina Los Auténticos Decadentes. Castillo esta sepultado en el Cementerio de la Chacarita en Buenos Aires.


• Roberto Goyeneche:
(1926 - 1994) El -polaco- nació el 29 de enero de 1926 en el barrio de Saavedra, provincia de Buenos Aires, Argentina. Fue muy consentido por su madre, ya que su padre murió cuando él tenía cinco años. Goyeneche se destacó por ser el cantante con máxima calidad expresiva que tuvo el Tango en toda su historia.
Fue todo en experto a la hora de hablar durante las canciones. Su valor más grande, explicado por él mismo, fue el respeto por lo que escribió el autor, cantarle hasta las comas. La pronunciación es una manera de respetar al que escribe. Hay que hacer las pausas. Hay que interpretar lo que el poeta quiso decir y transmitírselo al público.
La voz de Goyeneche pertenece a la Nueva Guardia, caracterizada por llorar desamores y desventuras. Dejan de ser guapos bravos para mostrar un perfil más sentimental y si se quiere, más humano y sensible. Grabó su primer tema en 1948 en un estudio particular en la calle Santa Fe, el tema elegido fue Caledonio, junto a Di Rosa y Casinelli.
Debutó con la orquesta de Raúl Kaplún a los 18 años. En 1952 pasa a la de Horacio Salgan, junto al cantor Angel Díaz, quien lo bautizó el polaco. En 1956 su carrera se catapultó hacia la gloria: se convirtió en el cantor de la orquesta de Aníbal Troilo.
El mismo polaco admitió haber terminado más de una grabación llorando. Eso tiene que ver con su personalidad y su sensibilidad. El afirmó que -sin sensibilidad no se puede vivir... ...siempre las canté con toda el alma-. Murió el 27 de agosto de 1994 en Buenos Aires, Argentina.


• Libertad Lamarque
nació el 24 de noviembre de 1908 en Rosario, Provincia de Santa Fe, Argentina. Hija de Gaudencio Lamarque (de Montevideo, Uruguay, de padres franceses) y Josefa Bouza (de Galicia, España). La menor de diez hermanos (Eduviges, Gonzalo, Elena, Pepita, Amelia, Pedro, Aurora, Libertad (fallecida a los cuatro años de edad) y Lirio (también fallecido a los pocos años de nacido). Se casó por primera vez, a los 19 años de edad, en el año 1927, con Emilio Romero (fallecido en el 1945) con quien procreó su única hija, Mirtha Libertad Romero Lamarque, nacida en el 1928.
El matrimonio duró muy poco. En el año 1934 conoce al músico argentino, Alfredo Malerba, naciendo entre ambos una gran amistad que luego se convertiría en amor. Se casaron el 23 de diciembre de 1945. Su hija le dio 6 nietos: Leonardo (fallecido en un accidente automovilístico), Claudia, Alexandra, Hernán, Fabiana y Fernanda. Estos a su vez le dieron 10 bisnietos. Inició su carrera como actriz desde muy niña en el teatro, luego inició su carrera como cantante, grabando su primer disco en el año 1926. Se inició en el cine argentino con la película silente, "Adiós Argentina" en el 1929.
Luego filmó su primera película sonora "Tango" en el 1933. Filmó 21 películas en Argentina, 45 en México y 1 en España.Grabó 6 telenovelas: "Esmeralda" (1971), "Mamá" (1975) ambas en Venezuela; "Soledad" (1981) en México; "Amada" (1985) en Argentina; "La Usurpadora" (1998) y "Carita de ángel" (2000) ambas en México. Grabó más de 800 canciones. En el año 1946 tuvo que abandonar su natal argentina, por problemas de celos profesionales con Eva Perón, esposa del Presidente de Argentina Juan Domingo Perón, radicándose ese mismo año en México. Muchos años después regresó a vivir a Argentina, también vivió en Miami, Florida, Estados Unidos, los últimos años de su vida. Su esposo Alfredo Malerba falleció en el año 1994.
Libertad Lamarque falleció el 12 de diciembre de 2000, a causa de una insuficiencia cardiaca, a los 92 años de edad, en México, D.F., dejando inconclusa su última telenovela, "Carita de ángel". Sus cenizas fueron esparcidas en el Océano Atlántico, en las costas de la ciudad de Miami, esa fue su voluntad, quería que sus cenizas recorrieran todos los países en los que triunfó. El nombre de esta extraordinaria primera actriz y cantante, la más grande del mundo hispano, está escrito con letras de oro en la historia del cine, la televisión y el teatro hispano.




Bibliografía:

• “la historia del tango”- Jorge Luis Borges
• www.esto.es/tango
• www.historiadetango.com.ar
• www.elportaldeltango.com
• “dos libros sobre tango”- Rafael Flores
• “Breve historia critica del tango”- José Gobello
• “La historia del tango” (colección 19 tomos)- varios autores
• www.todotango.com
• www.hjg.com.ar/tangos/


 

El Tango y sus origenes

 

 
 

 

Principal Libro de visitas - foro - E-Group - Chat

 Maestro de música como tu Home Page

 

 Maestro de musica en tus favoritos

Envíe un mensaje a info@maestrodemusica.com.ar con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2005 La web de la educacion musical
Última modificación: 03 de junio de 2009