PrincipalRed socialFacebookForoChatLibro de visitasE-Group

 Pedagogía musical

 Didáctica

 Videos didácticos

 Artículos

 Musicoterapia

 Generos y estilos

 Música infantil

 cancionero

 Musica infantil

 Tango

 Folklore

 Blues

 Jazz

 Rock

 Clasica

 Marchas patrias

 Inform. educativa

Informática musical

 Software legal

 Midis y karaoke

 Partituras

 Tablaturas

 Biografías

 Fotografías

 

Contador De Visitas
 

 
 

Imaginería Músico Inducida



Conversación con Gabrielle Hoffmann:

Ya había caminado un buen trecho en la vida cuando las primeras preguntas empezaron a resonar en algunas cuerdas de su interior, donde se dio cuenta que de una u otra forma las palabras limitaban. Algo de aquella fantasía infantil que se columpiaba entre camelios y maderas valdivianas, arribó a las espaciales arquitecturas del valle del Elqui para beber del sol, las uvas y las piedras aquellas energías que le permitirían más tarde buscar respuestas a las mil preguntas de un tiempo demasiado quieto.

Tempranamente descubrió que los poetas, trascendiendo las limitaciones del lenguaje, usan las metáforas, así como los psicólogos junguianos indagan profundamente en el inconsciente a través de los sueños y los símbolos. En la poesía, las palabras se transformaban, así Gabrielle viajó por el enigma de la metáfora y entendió que allí había un medio para pasar la frontera.

La vida la llevó a radicarse en Estados Unidos y por muchos años compartió su trabajo de oficina y vida familiar con inspiradas lecturas donde encontró las enseñanzas de maestros y culturas orientales, junto
con las más rigurosas investigaciones occidentales.

A partir de 1972 su vida toma un nuevo giro, ya que decide continuar diferentes estudios que parten de la literatura, donde cabe destacar la poesía de García Lorca, que deja una profunda huella en el quehacer de Gabrielle. Más adelante, su gran interés por lo humano y la terapeuta que hay en ella la hizo buscar una respuesta al sufrimiento y al dolor, y así fue como orientó definitivamente sus pasos al campo de la psicología. Estudios de psicología oriental-occidental en California, cursos en el Instituto C. G. Jung en Suiza y otros, culminaron finalmente en el Doctorado otorgado por la Summit University, Louisiana, USA,
en el estudio de Estados de Consciencia.

El tema desarrollado en su tesis, Imaginería Músico Inducida, fue la puerta de entrada a una nueva orientación a su quehacer como terapeuta y docente. Había encontrado un lenguaje que navega por las emociones y toca las puertas del alma.

Gabrielle nos cuenta: «Motivada por algunas experiencias con la música, que trascendían ciertas limitaciones, me dí cuenta de que el sonido permitía un pasaje de un estado de consciencia a otro. En el oriente se concibe al sonido como una semilla capaz de traer en resonancia nuestra creatividad mental y emocional, así como sentimientos y poderes intuicionales. Para ellos los sonidos musicales hablados o cantados, tal como las palabras, guardan una vibración esencial. Supuse entonces que los sonidos pueden ser usados para un psicodiagnóstico como una herramienta terapéutica para llegar a niveles más profundos de la psiquis.»

«Eventualmente encontré una respuesta en la imaginería inducida por la música, porque entonces entendí
al sonido como algo diferente y alineado con la naturaleza intrínseca del universo, es decir energía vibratoria, y esta energía sería como el "ábrete sésamo" o clave adecuada para trasladarse a otro estado de consciencia.»

Para Gabrielle, el haber encontrado este camino es en cierta forma el resultado de haber retomado su propia cuerda en la experimentación consigo misma. De alguna manera había en ella una necesidad de encontrar algo que se había perdido en la niebla.

Una vez más la luz estaba en esta intersección donde se cruzan la intuición oriental y la ciencia racional occidental, ya que ambas han llegado a la conclusión de que tanto los niveles atómicos como subatómicos parecen sumergirse en una noción muy importante: la energía vibratoria como consciencia. Partiendo de este punto de vista, donde convergen los postulados védicos junto a las corrientes físicocuánticas, Gabrielle partió a investigar con el objeto de recoger elementos desde las tradiciones psicofilosóficas de los Vedas, y por sobre todo de la doctrina de la vibración de los sabios de Kashemira. Estos últimos observaron puntualmente que los sonidos audibles son una forma de vibración densa que tiene su origen en una vibración no audible, entonces llamada matriz creativa o sonido no manifestado, al cual regresan eventualmente los sonidos manifestados.

A la vez todas estas vibraciones sonoras físicas, sean vocales o instrumentales, son capaces de afectarnos en el ámbito físico, mental, emocional y espiritual.

En el oriente, los antiguos profetas encontraron que vac (la palabra) y sabda (el sonido inherente a la palabra), provienen como dos aspectos separados de una misma fuente a la que ellos llamaron sonido matriz indiferenciado, Brahman o realidad última, vibración o palpitación divina inaudible. Los sabios de Kashemira llevaron este conocimiento hasta sus últimas consecuencias en la ciencia del mantra.

Los sonidos son capaces de crear imágenes que corresponden a un sonido matriz y dan crecimiento a formas definidas, De esta forma es factible entender que la mente humana puede transformarse en una micro-réplica o impreso holístico de la divinidad, o del macrocosmos, como se diría en el lenguaje cuántico actual. Dicho de otro modo, que la descripción de cualquier parte es representante y réplica del todo.

Partiendo de esta base, Gabrielle empezó a experimentar por sí misma con varios ejercicios sonoros, tales como cantos, sobretonos, tonos y alta frecuencia, a la par de ejercicios respiratorios, dado que la respiración tiene un papel fundamental en la construcción del sonido.

Ella nos cuenta: «Esta práctica dio como resultado natural y objetivo un incremento de consciencia. Esto se debe a que sentimos en verdad la vibración del sonido como niveles cuerpo-mente y alma.»

«Más adelante continué con las experiencias que corresponden a lo que llamé: Imaginería Músico Inducida, término acuñado a partir de mis sesiones de psicoterapia y psicoespirituales con música. Aquí el sonido musical actúa como un despertador psicoespiritual hacia el recuerdo que nos permite reconectar con nuestra matriz creativa íntima que es el alma. Esto llega a ser una realidad cuando -escuchando sonidos musicales- logramos pasar del estado ordinario de consciencia a un estado no-ordinario de consciencia.
Lo fundamental es que el sonido musical evoca emociones e imagenes que pueden guiarnos en la autoexploración de la multidimensionalidad de la psiquis. Por este motivo llamo música inductora a la música utilizada en las sesiones. Esta inducción se manifiesta de varias formas, principalmente en sensaciones del cuerpo, movimientos cenestésicos, sentimientos, emociones e imágenes.»

"Todo lo experimentado durante este estado no ordinario de consciencia permite que el individuo logre una expansión de consciencia. Esta apertura sucede igual como se abre una flor, ya que no es un crecimiento provocado por la voluntad egoica, sino que, muy por el contrario, es el efecto producido por una fuerza generadora."

"Mis primeros acercamientos en terapia con imaginería músico inducida se iniciaron en la práctica con el método de Bonny que traje del Mid-Atlantic-Institute (Virginia). Sobre esta base, más el bagaje logrado en los trabajos con Grof y otros, he desarrollado nuevas ideas en un estilo personal. Si bien es cierto que las bases nacieron de la experimentación con todas estas teorías a través de sesiones programadas con el objeto de realizar terapias, puedo percibir con extrema claridad que mi búsqueda por lo mágico y misterioso del sonido continúa, convirtiéndose -como es de desear- en un camino abierto. Lo que más me alienta en la búsqueda es la posibilidad de entrar a través de la música a este potencial psíquico. Es muy interesante darse cuenta que las leyes de la música entran en concordancia, o rigen, igual como lo hace la naturaleza. No debemos olvidar que detrás de cada elemento creado está la vibración sonora que se va materializando en distintos grados de densidad, de este modo podemos entender que nuestro propio cuerpo es un instrumento en constante vibración. El constatar esto nos permite entender que el sonido musical nos hace vibrar como instrumento y hablar desde las cuerdas del alma, es decir, resonamos o sonamos con esa música en una vibración no rutinaria, lo que nos permite entrar en una próxima octava y de allí a otra o de un nivel a otro nivel de consciencia."

«Lo mágico del sonido es que es vida. A veces esta vida se nos manifiesta en sonidos o música audible, pero no debemos olvidar que aun en el silencio están presentes las vibraciones no audibles o matriz indiferenciada de la música, llamadas sobretonos. Los sobretonos son los arquetipos del sonido, en ellos está lo primigenio, la semilla de todo. El sobretono es copartícipe de la música, nunca está ausente sino que va sosteniendo los sonidos audibles y corresponde a lo que los sabios orientales llamaron palpitación divina no audible, Todo esto me hace sentir la necesidad de seguir indagando, más que en la terapia propiamente tal, en la búsqueda más profunda que va en el camino de reconectar con las cuerdas del alma.»

Aspectos generales de la técnica de Imaginería Músico Inducida:


Este metódo se aplica en varias sesiones, Una sesión de IMI se inicia después de una pre-sesión donde se realiza una pequeña historia del cliente, relaciones familiares, tipo psicológico y otros datos de importancia. Según estos datos se hace la elección de las músicas a escuchar, y después de una conversación preliminar entre viajero y guía se inicia la Inducción, que es el proceso de relajación y concentración. Luego viene la audición propiamente tal. Al terminar ésta, el viajero realiza un dibujo a partir de su vivencia. Y finalmente tenemos el epílogo de la sesión, que es de real importancia ya que se trata de la integración de los nuevos contenidos al nivel ordinario de consciencia. Podemos concluir que la clave en músicoterapia transpersonal es el sonido musical, ya sea instrumental o vocal. En condiciones de relajación y de escucha atenta y centrada, la audición de música temáticamente programada nos afecta en lo físico, lo psicológico y lo espiritual. Durante esta forma de escucha de la música, emergen en el sujeto que lo vivencia, sensaciones, emociones y sentimientos ligados a imágenes espontáneas, provenientes de niveles profundos de la psiquis. Este fenómeno conlleva una expansión de consciencia, eventualmente más allá del ego, es decir a nivel transpersonal.

El sonido musical audible guarda en sí la magia, el misterio o el secreto de los llamados tonos armónicos o secundarios que covibran con él inaudiblemente. Son estos tonos armónicos los que, con mayor o menor sordina, imparten timbre o color a la calidad vocal nuestra y a la calidad de los diferentes instrumentos musicales.

Este es el fenómeno sonoro, que nos afecta a niveles físico, psicológico y espiritual, siendo capaz de evocar resonancia en todos estos niveles. Más aún, el segundo tono armónico implícito en cada nota, coincide con la octava nota en nuestras escalas musicales, esto es, ella vibra exactamente al doble de frecuencia del tono fundamental (Pitágoras). La octava musical podría simbolizar un nivel de consciencia y así al pasar de una octava a otra podríamos simbolizar secuencialmente niveles ascendentes o descendentes de consciencia.

Puede observarse que a través de la Imaginería Músico Inducida podemos encontrar innumerables caminos de conocimiento personal, así como también la extraordinaria posibilidad de atravesar a otros estados de consciencia para traer de allí e integrar nuevos elementos a nuestra realidad.

Reseña de Imaginería Músico Inducida:

Stanislav Grof.- Psiquiatra de origen checo, fundador del movimiento transpersonal en USA.
Hanscarl Leuner.- Psiquiatra de línea freudiana e iniciador de Guided Affective Imaginery (Imaginería Afectiva Guiada), Alemania.
Helen L. Bonny.- Psicóloga y musicóloga de origen sueco, Fundadora en USA de Guided Imaginery & Music (Imaginería Guiada y Música).
Joan Kellogg.- Artista, socióloga, terapeuta, creadora del Mari Card Set, conjunto de cartas de contenido arquetípico.


 

Patricia Zárraga