PrincipalRed socialFacebookForoChatLibro de visitasE-Group

 Pedagogía musical

 Didáctica

 Videos didácticos

 Artículos

 Musicoterapia

 Generos y estilos

 Música infantil

 cancionero

 Musica infantil

 Tango

 Folklore

 Blues

 Jazz

 Rock

 Clasica

 Marchas patrias

 Inform. educativa

Informática musical

 Software legal

 Midis y karaoke

 Partituras

 Tablaturas

 Biografías

 Fotografías

 

Contador De Visitas
 

 
 

Musicoterapia. alternativas a la violencia escolar

 
Los efectos positivos de la música en la atención y relajación llevaron al profesor Ramón Robles a crear un software de musicoterapia para trabajar en la prevención de la violencia en los liceos de Chile.
 

¿ Pero qué le ha hecho Ud. A mi hijo ?

Preguntaba una madre de hijo hiperactivo mientras el niño dormía tranquilamente a su lado. No era la primera vez que le decían lo mismo a Ramón Robles -actual director del Programa de Musicoterapia del Planetario de la USACH lo que le llevó a observar los efectos que la música producía en los niños y en los adultos. En las plantas y en los caracoles.

 

"Registramos qué músicas hacían dormir, qué músicas hacían estar alertas o concentrados... Al comienzo jugué con trozos de obras clásicas, luego comenzamos a componer según determinadas frecuencias y tonalidades", dice.

Fue un trabajo cada vez más asertivo. En distintos talleres, Ramón y el ingeniero y compositor José Ignacio Valdés, han atendido a más de trescientas personas llevando una estadística pre y post terapia en que una alta mayoría aseguraba sentirse mejor física y emocionalmente después del trabajo con terapia auditiva.

Ante esta evidencia, Ramón, profesor por casi treinta años de las facultades Tecnológica y Humanidades y de la USACH , se preguntó de qué manera podía llevar esta experiencia a la prevención de la violencia en los colegios y liceos de Chile. "Es mejor plantearlo en positivo", explica. "Como dice Savater, no se trata tanto de qué hacemos para enfrentarnos a los casos de violencia, como de qué hacemos para convertir nuestros centros en espacios adecuados para el aprendizaje de la convivencia".

LA EXPERIENCIA

Cuatro años tardó Ramón en idear el proyecto: un software de musicoterapia que, como terapia alternativa, ayudaría a enfrentar el tema de la violencia escolar fuera del paradigma disciplina-castigo, que suele imperar en estos casos. Se basó, entre otras fuentes, en los descubrimientos del Dr. Alfred Tomatis , quien descubrió que cuando la función de escucha es afinada o restaurada, el cerebro demuestra una habilidad de aprendizaje más efectiva." Y otros cuatro años se demoró en que aceptaran científicamente su propuesta, validándola con estudio de casos.

La experiencia consiste en que distintos alumnos recorren el software de musicoterapia escuchando y viendo imágenes que estimulan la relajación y bajan el estrés. La primera actividad es armonizar el ritmo cardíaco a través de una guía de respiración. Más adelante se sugieren distintas visualizaciones que promueven en el alumno sensaciones de bienestar.

Para trabajar los conflictos se solicita a los alumnos que identifiquen que les está afectando en ese momento y se les invita a arrojar el problema visualizando al interior de una bolsa de basura. Después se pide al alumno que recuerde un momento agradable y que lo guarde. Esta actividad tiene relación con el ciclo reparación-reconciliación-resolución. Las tres facetas que apoyan la solución del conflicto.

Según Robles, esta actividad no es definitiva, pero sí predispone al alumno a encontrase en un estado más positivo y abierto. "Dará al alumno la capacidad de expresar sus emociones y sus preocupaciones en un contexto en que se siente escuchado y entendido, facilitando su proceso de adaptación a su realidad", aclara.

De esta manera los alumnos alcanzan a "vivir" otras sensaciones más allá de la agresividad y tensión permanentes, lo que les permite reconocer otros estados y, con ello, la posibilidad de desear el cambio:

"A un niño agresivo no se le puede dar una explicación de lo que es la agresividad, esperando con ello que cambie su comportamiento. Es posible que mejore por miedo a la penalización, pero la realidad es que seguirá siendo agresivo", explica Robles, recordando la importancia de la educación emocional. "Esto no es educar. En el mundo de las emociones el aprendizaje es diferente. Se deben utilizar estrategias que lleven al alumno a caer en la cuenta de que su comportamiento debe cambiar".
A continuación te dejamos con un fragmento de la investigación donde puedes leer los testimonios de seis estudiantes de un colegio de Puente Alto después de conocer el software de musicoterapia. Además, podrás bajar una composición musical creada para ayudar a la relajación y otros materiales.